Andrés Solla




   

Entre el 30 de abril y el 2 de mayo de 1945 al menos mil personas se suicidaron en Demmin en lo que fue el mayor suicidio colectivo de la historia de Alemania. Durante esos tres días  familias enteras perdieron la vida, muchas madres caminaron hacia los ríos con piedras atadas con cuerdas en sus cinturas y las de sus hijos. Semanas después el río Peene, de no más de 5 metros de profundidad, seguía expulsando cuerpos a flote.